Un virus que no tiene cura reapareció y se cobró varias vidas

Al menos diez personas murieron y 25 se encuentran en cuarentena por un brote del virus Nipah en el estado de Kerala, en el sur de la India, donde las autoridades lanzaron una alerta sanitaria en varios distritos ante la gravedad de la situación.

“Hasta ahora tenemos confirmados diez muertos por el virus y 25 personas están bajo observación”, dijo a la agencia EFE el secretario de Sanidad de Kerala, Rajeev Sadanandan.

Otros nueve pacientes están hospitalizados bajo tratamiento, apuntó la fuente, mientras que el número de contagiados puede subir ya que varias personas estuvieron en contacto con los fallecidos.

Sadanandan agregó que el gobierno regional lanzó un alerta sanitaria, pero “solo” en el distrito de Kozhikode, donde comenzó el brote, y tres demarcaciones administrativas de sus inmediaciones.

La doctora Sheela Mathew, responsable del departamento de enfermedades infecciosas del Colegio Médico de Kozhikode, explicó que el Nipah es un virus contagioso que se transmite mediante fluidos como la saliva y la sangre, por lo que es fácil de propagar.

Los síntomas iniciales son fiebre alta, dolor de cabeza y la alteración del comportamiento, mientras que, en un estado más avanzado, la enfermedad puede provocar encefalitis.

Mathew indicó que, al no existir una vacuna contra la enfermedad, los médicos solo pueden ocuparse del tratamiento de los síntomas y la tasa de mortalidad es muy alta, superior al 70 %. Es que se trata de una enfermedad prácticamente incurable.

El ministro de Sanidad de la India, J.P. Nadda, aseguró ayer en un comunicado que supervisa la situación “de cerca”, para lo que ha enviado a Kerala a un equipo multidisciplinar del Centro Nacional para el Control de Enfermedades (NCDC, en inglés).

El virus Nipah, relacionado con el virus Hendra, fue descubierto en Malasia en 1998 y su principal vector de transmisión son los murciélagos de la fruta, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En febrero, la OMS incluyó al nipah en la lista de enfermedades prioritarias para investigar por su potencial epidémico, junto con el ébola o el zika entre otras.

Deja un comentario