Aguante Dios”: el grito que recibió Cristian Aldana cuando ingresó a Tribunales

l cantante de El Otro Yo está detenido hace un año y cinco meses acusado por abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante y corrupción de menores.

“Aguante Dios”, le gritaron a Cristian Aldana cuando ingresaba, una hora tarde, desde Marcos Paz a Tribunales. Él, custodiado por dos policías, sonrió.

Cristian Aldana está detenido con prisión preventiva desde el 22 de diciembre de 2016 en la cárcel de Marcos Paz y podría pasar 20 años preso si es declarado culpable en el juicio que empieza este jueves en los tribunales porteños, ubicados en Paraguay 1500.

El cantante de El Otro Yo está acusado por abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante y corrupción de menores contra siete víctimas. Si bien son siete las mujeres que lo acusan, hay por lo menos cuatro más que van a aportar sus testimonios.

Los casos de abuso tuvieron lugar entre los años 1999 y 2010, siempre en las oficinas de la discográfica de la banda. Tres de las víctimas hicieron un video donde relataron las violencias que sufrieron por parte del cantante. Una vez que difundieron sus testimonios en las redes sociales, se dieron a conocer más casos y lo denunciaron en la unidad fiscal especializada en violencia contra las mujeres (UFEM).

Se trataba de fanáticas de entre entre 13 y 16 años, la mayoría no tenía experiencia sexual y las contactaba a través del blog de El Otro Yo.

Una de las víctimas de Aldana escribió en su muro de Facebook sobre el inicio del juicio: “7 años desde las primeras 3 denuncias, en algunos momentos de desasosiego llegué a pensar que estaba destinada al sufrimiento, abuso y cosificación, tiene varios significados este juicio dentro de este contexto histórico y muchos otros desde lo personal”.

En enero de 2017, el músico dijo en una entrevista con la revista Rolling Stone que “no existieron tales encuentros, individuales ni grupales. Ni siquiera tengo conocimiento personal con las denunciantes, más allá de que ellas, como seguidoras de EOY, hayan ido a los shows”.

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional negó su excarcelación y dijo que se valió “de la admiración que generaba en sus víctimas debido a su actividad como integrante de una banda musical de la cual aquellas eran seguidoras”.

Deja un comentario