La Matanza : Detienen a cuatro cacos en salvaje raid delictivo de doce kilómetros

Tras sustraer el auto de un comerciante en la localidad bonaerense de Villa Madero, se inició un persecución y tiroteo con personal policial que culminó en la zona de Piñeyro, en el partido de Avellaneda.

Como saldo de un tremendo raid delictivo que se extendió 12 kilómetros, cuatro malvivientes fueron detenidos -dos de ellos heridos de bala-, en un cinematográfico suceso, que estuvo acompañado de un tiroteo y que comenzó con el asalto a un comerciante, de 68 años, en la localidad bonaerense de Villa Madero, en el partido de La Matanza, y que finalizó en Piñeyro, en el partido de Avellaneda. Una comisario de la Policía de la provincia de Buenos Aires se encargó de conducir las diligencias en el sur del conurbano.

Los voceros de los tribunales de Lomas de Zamora revelaron que los hechos, que ocurrieron el fin de semana pasado y que se conocieron ayer, empezaron en el cruce de General Pico y Rivera, enVilla Madero, cuando los cuatro individuos, que portaban armas de fuego, redujeron a un comerciante llamado Daniel, de 68 años, a quien le sustrajeron un Nissan Versa blanco, patente NRE 73, en el que se dieron rápidamente a la fuga.

Posteriormente los asaltantes comenzaron a ser perseguidos por los integrantes de la comisaría deVilla Madero (1ª Noreste de La Matanza), que se desplazaban a bordo de un VW Gol gris, en un audaz escape que se extendió por la Capital Federal, oportunidad en la que se originó un violento intercambio de disparos.

Varios policías, a cargo de custodiar la zona del puente Vélez Sarsfield, avisaron de lo ocurrido y señalaron que los prófugos habían entrado a la localidad de Piñeyro, en el sur del conurbano provincial.

Intenso rastrillaje

Esta dramática situación generó que la comisario Norma Beatriz Napolitano, quien se desempeña como titular de la seccional de Piñeyro (2ª de Avellaneda), que viajaba en un automóvil particular, apoyada por los pesquisas policiales de dicha dependencia y de la Jefatura Distrital de Avellaneda, iniciaran de manera inmediata un intenso rastrillaje por las calles del vecindario.

Napolitano logró ver que estos ladrones atravesaban un semáforo en rojo en la esquina de la avenida Hipólito Yrigoyen y Brasil, y resolvió perseguirlos, hasta alcanzarlos, con el apoyo de los otros efectivos, en avenida Hipólito Yrigoyen y De la Serna.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, uno de los involucrados, llamado Marcelo Damián, de 17 años, presentaba una certera herida de bala en la región dorsal y otro de ellos, de nombre Tobías, de 15, había sido herido en el lateral izquierdo del rostro, lo que hizo que ambos -residentes en el barrio porteño de Villa Lugano- tuvieran que ser trasladados, de urgencia, al Hospital Pedro Fiorito, en Avellaneda. Mientras que los otros delincuentes, llamados Brian Ariel, de 19 años, y Cristian Alejandro, de 17, domiciliados en Villa Lugano y en la Villa 21 – 24 de Barracas y Nueva Pompeya, resultaron ilesos.

Autoridades policiales de la Jefatura Distrital de Avellaneda y de la Jefatura Departamental de Lanús se encargaron de supervisar los procedimientos.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Robo con arma de fuego”, el doctor Martín Rodríguez, fiscal de la Unidad Funcional de Responsabilidad Penal Juvenil N° 4 del departamento judicial de Lomas de Zamora.

Tal como señalamos, el caso sucedió el fin de semana pasado, justo cuando las oficiales Tamara Yakelín Ramírez y Lourdes Elizabeth Espíndola, también de la Policía de la provincia de Buenos Aires, fueron asesinadas a tiros en diferentes asaltos.

Deja un comentario