Sigue grave el hombre baleado en Ramos Mejía y su familia pide ayuda

Martín Sánchez circulaba en su vehículo cuando fue interceptado por delincuentes que internaron secuestrarlo. Tras resistirse, recibió ocho balazos y pelea por su vida.

Así quedó el auto tras el ataque.

Tres de ellos impactaron en el cuerpo de Martín que se encuentra en estado crítico en el Hospital Paroissienne, de Isidro Casanova. La víctima ya fue operada dos veces y este sábado lo vuelven a intervenir.

Martín Sánchez lucha por su vida.

Por ese motivo, sus familiares piden dadores de sangre de cualquier tipo y factor. Los mismos deben ingresar por la puerta 107 del nosocomio mencionado, de 8 a 10 de la mañana.

 

Deja un comentario