A 20 años de “¿Dónde están los ladrones?”, el álbum que consagró a Shakira

odavía morocha, el cuarto álbum de estudio lanzaría a la fama en toda América Latina a la cantante colombiana, con hits como “Inevitable”, “Ciega, sordomuda” y “No creo”, entre otros 

Shakira y la portada de “¿Dónde están los ladrones?”

Tenía las manos sucias. Una abultada cabellera azabache donde los rulos se mezclaban con cintas de rosas. Rasgos juveniles. Y una boca cerrada con mucho para decir. Así la mostraba a Shakira la portada de ¿Dónde están los ladrones?. Y así la conocieron más allá de las fronteras de su Colombia natal. Porque si bien es cierto que con Pies descalzos, publicado en 1995,su voz ya empezaba a escucharse en distintos países, fue con este, su cuarto álbum, que su fama se esparció a lo largo de toda América Latina. Y fue entonces cuando se convirtió en estrella. Play

La canción “Ciega, sordomuda” llegó a ser número uno en el top Hot Latin songs de Billboard, mientras que “Inevitable” alcanzó el tercer lugar y “No creo”, el noveno. Se trata de una placa con una adecuada conjunción entre las canciones que Shakira quería componer y aquellas que le demandaba el mercado, más comerciales. La fórmula, claro, funcionó a la perfección en los 11 tracks de ¿Dónde están los ladrones?, que salió a la venta el 29 de septiembre de 1998.

Un año después, la abultada cabellera de Shakira se convertiría en rubia y prescindiría de los rulos. Meses más tarde, la colombiana iniciaría su romance con Antonito de la Rúa. Y después, todo lo demás: los discos Fijación Oral Loba, el “Waka Waka (Esto es África)” del Mundial de Sudáfrica 2010, la aparición de Piqué, algún que otro escándalo, la maternidad, el estrellato mundial…

Pero gran parte comenzó allí, 20 años atrás, en ¿Dónde están los ladrones?, cuando Shakira se convirtió en la cantante más popular de Latinoamérica. Y por robo, justamente.

Shakira en el escenario de la sala Accorhotels Arena, en París, el último 13 de junio (Foto: AFP – Thomas SAMSON)
Shakira en el escenario de la sala Accorhotels Arena, en París, el último 13 de junio (Foto: AFP – Thomas SAMSON)

Deja un comentario