Dolores corporales relacionados con estados emocionales

Susan Babel, psicóloga especializada en depresión inducida por traumas, después de muchos estudios asegura que algunos dolores físicos pueden estar relacionados a las emociones. Según su investigación, el estrés, la ansiedad y muchos otros sentimientos nos hacen sufrir físicamente.  A continuación, te presentaremos algunos dolores y los sentimientos que lo provocan.

Muscular: Este dolor puede ser inducido por nuestra forma de enfrentarnos a los problemas del día a día. Tal vez estamos siendo demasiado estrictos con ciertas cosas y necesitamos ser más flexibles. De cabeza: El dolor de cabeza se relaciona estrechamente con la toma de decisiones. Si postergamos ciertas cosas, pasaremos la noche sin dormir y vendrán los dolores de cabeza. Además, si algo nos preocupa, es mejor descansar un momento, relajarnos, y tomar una decisión cuanto antes. De esa forma, tomaremos el control de nuestras vidas.

En el cuello: Este dolor suele relacionarse con el perdón. Si últimamente te duele mucho el cuello o zonas cercanas a él, siéntate a reflexionar. Piensa si hay algo que debes pasar por alto y perdonar al alguien. Siempre ten presente que es mejor perdonar. Quizás la otra persona no se lo merezca, pero tú te mereces estar libre de cargas emocionales.

Encías: Generalmente, esto está ligado a sentimientos de inseguridad y falta de compromiso. Si te duelen las encías, piensa en cuál es la decisión que no has querido tomar. Tal vez el miedo a no poder afrontar las consecuencias te está deteniendo de hacerlo. En los hombres: Esto se encuentra estrechamente relacionado con sobrecarga emocional en nosotros. De modo que siéntate un instante e identifica qué es lo que te está agobiando tanto. Además, ten presente que no eres un super héroe. Por lo tanto, no trates de cargar con los problemas de los demás, cada quien debe hacerse responsable de ellos.

En el estómago: Curiosamente, los dolores de estómagos pueden estar relacionados a problemas de digestión de dos formas. La primera es cuando no podemos digerir los alimentos que hemos ingerido durante el día. La segunda es cuando no podemos digerir una situación o nos cuesta aceptarla. Si ese es tu caso, reflexiona en ello y trata de sobrellevar el problema lo más que puedas.

Parte superior de la espalda: El dolor de espalda lo podemos relacionar a la poca habilidad que tenemos para sostenemos emocionalmente. Tal vez te sientes demasiado solo en tu vida sentimental y amorosa. Si ese es el caso, es momento de salir a buscar una pareja que te apoye y acabe con este problema.

En el sacro y cóccix: Este dolor suele estar relacionado con problemas que nos provocan mucha tensión y nos preocupan. Identifica que es lo que lo está provocando y deshazte de él. De lo contrario, puede que sufra daños irreversibles tanto física como emocionalmente.

Codos: Esto indica que probablemente nos estamos resistiendo al cambio que debemos hacer. Cuando veas que tus brazos están muy rígidos, piensa en tu forma de actuar. Probablemente estás siendo muy severo ante una situación en tu vida. En ese caso, no te caería nada mal un poco de flexibilidad

Brazos en general: En palabras simples, podemos decirte que probablemente llevas una carga demasiado pesada en tu vida. Esta no te deja avanzar y te mantiene estancado en un solo sitio. Puede que se trate de una persona o una situación en particular.

Manos: Con las manos nos comunicamos de forma táctil con el mundo exterior. Por eso, si te duelen, es posible que algo que deseas con todas tus fuerzas no lo hayas podido alcanzar. También puede tratarse de resentimiento al no querer soltar algo muy preciado en tu vida. En ese caso, sal a socializar más y no te dejes abatir por las desilusiones.

Caderas: Ya hemos mencionado varios dolores relacionados con la resistencia al cambio. Bueno, en este caso, el dolor de cadera se relaciona a la habilidad de adaptarse a esos cambios. Por eso, trata de buscar el lado positivo de ellos y te irá mejor. En las articulaciones: Si te duelen las articulaciones, es porque te falta movilidad. Por eso, sal en busca de aventuras y desafíos ¡vive la vida al extremo! Eso sí, ten precaución.

Rodillas: Muchas veces, esto se debe a la sobre-exigencia hacia nosotros mismos. Es mejor ser humildes y modestos, reconociendo que no podemos con todo. Además, debemos recordar que la perfección no existe. Dientes: El dolor en los dientes no solo está relacionado con las caries, sino también con los sentimientos. Esto sucede cuando no nos sentimos cómodos con una situación y no sabemos cómo lidiarla. En esos casos, es mejor dejar que todo fluya a su ritmo y despreocuparnos.

Tobillos: Aunque parezca difícil de creer, este dolor se relaciona con la falta de place en nuestra vida. Tal vez es hora de consentirnos y empezar a complacernos a nosotros mismos. Esto es todavía más cierto en el ámbito sentimental.

Fatiga: La fatiga no es un dolor, pero lo incluimos en la lista porque también se relaciona con los sentimientos. Si estás cansado, aburrido o estancado, es porque debes perseguir tus sueños. Ve tras ellos y no mires hacia atrás. Pies: Si te duelen los pies, puedes estar deprimido o tener un estado de ánimo bajo. Esta zona del cuerpo es muy sensible y las emociones negativas le afectan de inmediato. Por eso, trata de hablar con alguien de tus problemas, así aligerarás la carga.

 

Deja un comentario