Confirman que los veganos boicotean el veganismo

Un estudio reciente demostró que la mayor amenaza para el consumo ético de alimentos no es otra que sus defensores acérrimos.

Puede parecer el mejor modo de comer, o al menos se promociona como el más ético en cuanto a la producción de alimentos, pero el veganismo tiene un punto flaco que parece insalvable y es nada menos que los propios veganos.

Un estudio reciente demostró que los veganos que se abocan con fanatismo a la tarea de concientizar a su entorno -y hasta a completos desconocidos- sobre la importancia de una dieta sin alimentos derivados de los animales logran un efecto contrario.

El 26 por ciento de los 2363 británicos encuestados respondió que la actitud de los veganos más recalcitrantes con sus estrictas reglas de alimentación y su discurso con aires de superioridad moral logró desalentar la transición a una dieta sólo de plantas, informó el sitio Metro.

Si una charla ilustrativa sobre los beneficios de la comida vegana no sirve para disuadir a un comedor de carne de adoptar el veganismo, los videos sobre el horror de los mataderos, las granjas de pollo y los tambos lograrán equilibrar la balanza a favor de las plantas. Sólo así fue que la mayoría de los encuestados consideró volverse vegano, ninguno por el “boca a boca”.

Eso sí: el 81 por ciento de los encuestados reconoció que no adopta una dieta vegana porque el sabor de la carne es irreemplazable, y los pocos sustitutos aceptables resultan demasiado caros para el 58 por ciento.

Deja un comentario