Preso “resucitó” en la morgue

En Asturias, los penitenciarios creyeron que un interno estaba muerto y lo llevaron a la morgue para que le realizaran la autopsia. Pero una vez allí despertó para sorpresa de todos. Enterate qué le pasó.

La recorrida matinal de los guardiacárcelos no resultó como debía. Al recuento de internos le faltaba uno. Cuando los efectivos revisaron la celda encontraron al ausente sentado en una silla, inconsciente y sin muestras de haber sido víctima de violencia. Lo que pasó después fue sorprendente.Dos médicos del Centro Penitenciario de Asturias, en España, comprobaron que Gonzalo Montoya Jiménez estaba muerto. Entonces, fue trasladado en una bolsa cerrada hasta el Instituto de Medicina Legal de Oviedo, para que le realizaran la autopsia, mientras que la familia era notificada de lo sucedido.Ya en la morgue, el equipo forense comenzó a marcar las partes del cuerpo que debería cortar para iniciar la necropsia, pero en ese preciso instante se produjo el milagro que casi mata de un susto a los profesionales: ¡El muerto estaba vivo!Ante la sorpresa generalizada, Montoya Jiménez fue llevado al Hospital Universitario Central de Asturias, donde ayer continuaba su recuperación.Mientras, su familia explicó que había tenido ataques de epilepsia, por lo que sospechan que su supuesta muerte se debió a un nuevo episodio. Incluso, tiene una medicación prescripta para controlar el trastorno, pero sus allegados temen que no la haya tomado de forma adecuada durante las últimas semanas.

Deja un comentario