La AFIP solicita a los usuarios que denuncien a los comercios que no aceptan tarjeta de débito

Desde este mes, todos los comercios y profesionales que atiendan a consumidores finales deben aceptar tarjeta de débito, según una disposición de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). El titular del fisco Leandro Cuccioli, dijo que comenzarán a fiscalizar el uso del pos y pidió a los consumidores que denuncien a los establecimientos que no operen con este medio de pago.

La AFIP comenzó progresivamente, el año pasado, a exigir a los comerciantes y profesionales la admisión de la tarjeta de débito. La obligatoriedad surge del artículo 10 de la ley 27.253, que sancionó el reintegro de IVA a jubilados y beneficiarios de planes sociales.

“Los contribuyentes que realicen en forma habitual la venta de cosas muebles para consumo final, presten servicios de consumo masivo, realicen obras o efectúen locaciones de cosas muebles, deberán aceptar como medio de pago transferencias bancarias instrumentadas mediante tarjetas de débito, tarjetas de pago no bancarias u otros medios que el Poder Ejecutivo nacional considere equivalentes”, dice la norma.

El cronograma de aplicación terminó el 31 de marzo. A partir de este mes, todos los monotributistas que atiendan a consumidores finales, incluidos los de la categoría A, de menor facturación, deben tener equipos para procesar pagos con débito para operaciones mayores a los 10 pesos, sin excepción.

Meses atrás, luego de implementar planes de facilidades para instalar equipos pos, el fisco lanzó una aplicación para celulares para denunciar a los que incumplan con la norma. La aplicación se llama Mi AFIP y tiene entre sus opciones “Denunciá con Data fiscal”.

El programa permite escanear el código QR del vendedor e informar qué irregularidades cometió: si no acepta la tarjeta de débito como medio de pago o no entregó factura, por ejemplo. La denuncia no puede ser anónima: el fisco pide CUIT, e-mail de contacto y número de teléfono.

A partir de esas denuncias, dijo Cuccioli, la AFIP enviará inspecciones a los puntos de venta.

“Esto depende mucho de los consumidores. Hay una app para mandarnos una alerta. No podemos ir médico por médico, o psicólogo por psicólogo, tienen que ayudarnos. Si no, nunca vamos a llegar a lo que tiene que ser un cambio cultural”, afirmó Cuccioli en diálogo con la prensa.

Según Cuccioli, la AFIP controlará a los comercios en etapas.

Primero, a partir de las denuncias de los consumidores, realizará visitas “inductorias”. En ellas, los inspectores notificarán a quienes no tengan posnet o no lo usen correctamente y hasta efectuarán una rápida capacitación.

Luego realizará una visita “de control”. Si el incumplimiento sigue, el inspector labrará el acta de infracción correspondiente.

Recién ahí podrá aplicar sanciones, que pueden incluir clausuras de entre dos y seis días.

Según los datos de la AFIP, durante 2017 la instalación de equipos pos aumentó 77 por ciento, al pasar de unos 560.000 al inicio del año a los 993.000 con los que finalizó.

“No solo hubo tiempo; en el tiempo que hubo se hicieron muchísimas cosas” para agilizar la instalación de equipos, dijo Cuccioli. Entre otras medidas, el Gobierno y las empresas proveedoras bonificaron el costo del pos por dos años para pequeños comercios.

Sin embargo, los comerciantes insisten en que los costos que deben pagar por cada operación son elevados.

El presidente de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), resumió el reclamo en diálogo con Télam: “Aconsejamos a los comercios usar el posnet, pero también advertimos sobre los costos del sistema y cuánto sale abrir una caja de ahorro”, dijo.

“Sabemos que al principio el costo será bonificado, pero luego entrañará un gasto de $500 por mes. Además el costo operativo del débito lleva a un arancel del 1,2%. Todo esto conspira contra la decisión del comerciante en adoptar el cobro electrónico, pero como es obligatorio lo deberá hacer”, agregó Tarrío.

Los pequeños comerciantes no son los únicos que deberán acoplarse a la normativa oficial. Aun hoy, varias dependencias del Correo Argentino y las boleterías de las estaciones de trenes y subtes no aceptan tarjeta de débito.

 

Deja un comentario